Cooperativa textil SAJÍES, mujeres rurales ejemplares

cooperativa_3

Hoy queremos compartir con tod@s vosotr@s este artículo escrito por Bernardo Medina, para su blog Buceite.com, el 16 de febrero de 2008, en el cual cuenta los comienzos y la historia de SAJIES. Gracias de nuevo Bernardo.
 
Recién inaugurada la democracia, en la segunda mitad de los setenta, cuando había muy poco de “aquí” pero mucha ilusión, comenzó la singladura de una cooperativa de confección fundada por mujeres en San Pablo de Buceite, Confecciones SAJIES. Sociedad Coopertiva Andaluza, que supone todo un ejemplo de cooperación, de esfuerzo y de constancia. Y no sólo por su duro trabajo por producción, sino por su afán en mantener en el tiempo, y en funcionamiento, este proyecto común. Por encima de todo ha supuesto para ellas, para sus familias, y para todo el pueblo, un importante sostén económico que aún perdura, teniendo en cuenta los malos tiempos que corren para la industria textil en países como el nuestro. En el año 1978 comenzó todo. La Agencia de Extensión Agraria impartía unos cursos de corte y confección en Jimena de la Frontera, La Estación y San Pablo de Buceite y de aquí surge la idea de crear una cooperativa de confección. Estas pioneras, asesoradas y ayudadas en todo momento por Isabel Carrión, técnica de la Agencia de Extensión Agraria y personaje clave en todo este proyecto de futuro, y a la que las socias muestran un agradecimiento especial.

Pero será en el día 13 de abril de 1983 cuando queda inscrita, de modo legal por fín, en la Oficina General de Cooperativas con su primer nombre: “Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado SAJÍES” (SAn Pablo, JImena, EStación) . Estuvieron los primeros años trabajando en un salón de la iglesia de San Pablo Apóstol, y ya en 1984 construyeron su propia nave de 500 m2.
“Si, ha sido un vivo ejemplo y una demostración para otras empresas de la zona, el ver que se puede hacer realidad un proyecto. Reconociendo el esfuerzo y sacrificio que exige el llevar a cabo esta empresa de Economía Social. Fuimos socias fundadoras de una cooperativa textil a nivel comarcal”, dicen con orgullo. Si, así fue, fundaron la Sociedad Coorperativa Andaluza de 2° Grado “Textil Campo de Gibraltar (junto con mujeres de Facinas, Algeciras, Los Barríos, Estación de San Roque, Castellar, San Pablo), de la que ostentaron hasta el 2000 la presidencia y se hacían cargo de la estructura de gestión. También fueron socias de Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado, (FAECTA) y, durante cuatro años miembros del Consejo Rector.

Y por supuesto “Hemos recibido visitas de ayuntamientos, asociaciones, políticos importantes, y todo tipo de interesados en conocer nuestra experiencia. De igual modo hemos prestado ayuda a grupos de la zona con asesoramiento, maquinas y clientes”. Y sin duda han creado escuela, en la comarca y en toda Andalucía.
Las pioneras y fundadoras fueron doce: Cristina Pérez , Esperanza Sánchez , Amparo Sánchez , María Alarcón , Juana Bandera, Encarna Cortés , Juani Andrades , Mª Luisa Ferreiro, de San Pablo; Cati Quintero, Pili JIménez, Conchi Díaz, de Jimena; y Paqui Ramos, de la Estación. En sus mejores tiempos llegaron a treinta y dos socias, entre aprendices, contratadas, etc.. Hoy día son 20 socias , algunas de ellas en excedencia.
Hay que dar por seguro que estas mujeres, todavía tienen mucho que decir.
A tomar nota.

“Las personas nos unimos más en la adversidad que en la abundancia”

Esto nos confiesa su ex-gerente y una de las socias fundadoras, jubilada a primeros de este mes, Cristina Pérez Sánchez.
Su historia laboral es la historia de “su” cooperativa. Es una mujer a la que todos los vecinos identifican ligada a esta entidad, por representar algo más que otras empresas que hay en el pueblo. Y no sólo por su alto número de trabajadoras.

Cristina Pérez y Charo Porras, que tomará el relevo como gerente.
Cristina cuenta muchos detalles y anédotas pero sin nostalgia. De carácter dispuesto y emprendedor, aún no ha caído en que ya no trabaja en la cooperativa. Cuenta cuando se vino en la furgoneta Dian 6 de Extensión Agraria llena de telas desde Marbella que apenas entraban en el coche. O como le saludaban los guardias y policias al ver la matrícula oficial: las confundían con personajes importantes. O la primera socia que ya cotizaba a la seguridad social. O el primer coche propio que tuvieron… También cuanto les enseñaron y ayudaron, muchas personas del gremio; y como algunas se intenban aprovechar. Y es que tres décadas de buen trabajo dan para mucho.
A Cristina estas Navidades pasadas, sus hijos y su familia, le festejaron con adelanto su jubilación. Lo hicieron organizándole una fiesta conjunta con los hijos de otra vecina recién jubilada, Juani Corbacho, dueña de la Granja Escuela El Dorado. Fue una fiesta sorpresa, con fotos antiguas, buena comida, y muchos familiares, amigos y compañeros de trabajo. Sus caras salpicadas de sorpresa, dejaban ver su alegría y sobre todo, su satisfacción.